Conectando mi vida con Dios

20.07.2010 00:13

Dios, el Creador de todo, te hizo con un propósito, para que pudieras disfutar tu comunión con él y todo lo que él te ha dado.

La Biblia dice que Dios es la Luz y que en Él no hay oscuridad – ¡Dios es perfecto! ¡Dios te ama y Él quiere tener una relación personal contigo! Jesucristo es el Hijo de Dios. La Biblia dice que Jesús y Dios son Uno.

El problema es que todos hemos pecado, lo cual es hacer cosas equivocadas, y hemos caido del modelo de Dios,que es perfecto. El pecado nos separa de Dios. La Biblia dice que la paga del pecado es muerte o la separación de Dios para siempre.

¿Cómo pueden tus pecados ser borrados de tal manera que puedas conocer a Dios?

Jesús vivió una vida perfecta y sin ningún pecado, pero Él murió en la cruz para pagar el precio de todos nuestros pecados. Otra vez, la paga del pecado es muerte, por eso, Jesucristo pagó el precio por cada uno de nosotros. ¿Por qué lo hizo? La Biblia dice en Juan 3:16 que de tal manera amó Dios al mundo que dió a su único Hijo para que todo aquel que en él crea no se pierda, sino que tenga vida eterna”(con Dios). La buena noticia es que, ¡tu no tienes que vivir separado eternamente de Dios debido al pecado! La sangre de Jesús nos limpia de todo pecado

¿Cómo puede Jesucristo lavar nuestros pecados? Cuando creemos en Jesucristo y lo seguimos, nuestros pecados son perdonados. La Biblia dice “Que si tu confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios lo levantó de entre los muertos, serás salvo.” Romanos 10:9 

¿Has aceptado el regalo del perdon dado por Jesucristo al creer en Él? Si tu respuestas es si, puedes hacer la siguiente oración:

 "Dios, gracias por amarme. Yo confieso que he pecado contra ti. Yo creo firmemente que Tu Hijo Jesús murió en una cruz para pagar por mis pecados, y que tu lo levantastes de entre los muertos. Ahora mismo pongo mi fe solo Jesucristo para que me perdone de todos mis pecados y me salve. ¡Yo confieso que Jesús es mi Señor! Muchas gracias por darme el regalo de la vida eterna. Todo lo oro en el nombre de Jesús, amén."

Una vez que aceptar a Jesús como tu único Señor y Salvador comienzas una nueva vida. El siguiente paso es el crecimiento en tu
relación con Dios en cada área de tu vida:

El corazón: El más grande mandamiento es que amemos al Señor nuestro Dios con todo nuestro corazón, alma, mente, fuerza, y que amemos a
nuestro prójimo como a nosotros mismos ¡Ama a Dios - ama a las personas¡

Lee la Biblia cada día para aprender más acerca de Dios y su amor.

Ora a Dios constantemente y comparte tus pensamientos, necesidades y deseos con Él.

Bautismo. Cuando somos bautizados, le estamos diciendo al mundo que hemos comprometido nuestras vidas a Jesucristo y que somos una nueva persona, como si hubieramos nacido de nuevo completamente otra vez.

Comparte con otros Cristianos y animense los unos a los otros. (La Iglesia es un buen lugar para comenzar.)

¡Comparte las Buenas Nuevas de que Jesús puede perdonar pecados cuando confiamos en Él! ¡Habla con todas las personas que tu puedas!